"Escribid con amor, con corazón, lo que os alcance, lo que os antoje. Que eso será bueno en el fondo, aunque la forma sea incorrecta; será apasionado, aunque a veces sea inexacto; agradará al lector, aunque rabie Garcilaso; no se parecerá a lo de nadie; pero; bueno o malo, será vuestro, nadie os lo disputará; entonces habrá prosa, habrá poesía, habrá defectos, habrá belleza." DOMINGO F. SARMIENTO



jueves, 16 de marzo de 2017

MEMORIAS EN BRONCE

Por Jorge Garrappa Albani 

Enrico Caviglia


Hace poco, en una de mis consuetas caminatas, al pasar frente a la “Residencia Ripamonti” descubrí a una joven pareja tratando de descifrar el contenido de la placa de bronce, opaca y sin brillo, agrapada al muro del ingreso principal.
Los chicos eran de una localidad vecina y les llamo mucho la atención semejante hallazgo. Intentaban traducir -del italiano- el contenido de ese escrito fundido en el metal.
Después de disculparme por mi imagen sudorosa, les traduje el texto y les conté brevemente el histórico motivo de la presencia de esa placa sobre el frente de la RR.
Los acompañe hasta la esquina del Museo Histórico y allí nos despedimos amablemente.
De regreso a casa no pude dejar de pensar en esa joven pareja que, viniendo de afuera, tuvo la curiosidad de saber sobre esa placa fijada allí desde 1922.
Me pregunte también cuantos jóvenes y adultos de esta ciudad ignoran su presencia y su historia. Fue entonces que me propuse escribir sobre esta y, tal vez, otras placas de bronce que quedan, en los muros de la ciudad, como mudos testigos de la historia y del sentido de la vida de nuestros antepasados.
 CON EL FIN CRUENTO DE LA GUERRA
QUE DIO A ITALIA LOS ANHELADOS CONFINES
LA HISTORIA SEÑALA EL NOMBRE
DEL GENERAL ENRICO CAVIGLIA
VENCEDOR DE VITTORIO VENETO
EL 4 NOVIEMBRE 1918
EN ESTA CASA HUESPED GRATO
EN RECUERDO
FAUSTINO RIPAMONTI
RAFAELA 22-23 MAYO 1922
Hubiese sido complicado para esos chicos, aun pudiendo traducir el texto, comprender el profundo sentir de un pueblo -dolorido que sacrifico a 600.000 jóvenes- por recuperar las tierras irredentas del Trentino, Trieste, Istria y Dalmacia.
En ese bronce se condensan años de un conflicto que, por sus dimensiones y dramatismo fue denominado por los italianos, la “Gran Guerra”. En realidad, fue un capitulo muy importante de la Primera Guerra Mundial 1914-1918.
La referencia al General Caviglia, vencedor en Vittorio Veneto, tiene gran significación pues se trata de quien tuvo a su cargo conducir el 8° Ejercito en la batalla que terminaría no solo la Guerra en Italia sino la Primera Guerra Mundial.
Para comprender esto es necesario recorrer al menos el último tramo de esta historia y recordar los acontecimientos que se sucedieron hasta la rendición del imperio Austro-Húngaro y el posterior armisticio.
El 19 de Junio de 1918, el ejército italiano no solo detenía un segundo ataque austriaco sino que lanzaba una exitosa contraofensiva envolvente sobre el Montello y el Bajo Piave llamada “Batalla Defensiva”.
El Comando Supremo Italiano, en el orden de ese día, escribió: "Cada soldado, defendiendo el Grappa, sintió que cada palmo del monte era sacro para la Patria".
Retomada la iniciativa estratégica por Italia, el 24 Octubre 1918 –al cumplirse justo un año exacto de la dolorosa derrota italiana de Caporetto- comenzaba la fase decisiva sobre el Monte Grappa, en la denominada “Batalla Ofensiva”.
El 4° Ejercito -comandado por el General Gaetano Giardino- con escasos medios, debía separar las masas austriacas apostadas en el Trentino y en el Piave, alcanzar la línea Primolano – Arten - Feltre y aferrar en combate a las reservas austriacas destacadas cerca de Belluno.
El éxito del 4° Ejercito permitiría que los Ejércitos 8° y 10° pudiesen atravesar el río Piave en crecida y avanzar decididamente hacia Vittorio Veneto.
El 29 de octubre el 4° Ejercito avanzaba en todos los sectores e irrumpía como una avalancha sobre el enemigo arrollando toda resistencia. Casi simultáneamente el 8° Ejército del General Enrico Caviglia, obtenía la victoria decisiva en Vittorio Veneto y comenzaba la retirada masiva de las fuerzas invasoras del territorio italiano.
Desde el 24 Octubre hasta el 3 Noviembre, el 4° Ejercito absorbió el 70% de las pérdidas totales de aquella sangrienta batalla final. De ese ejercito formo parte mi tío abuelo, el Caporale Mitragliere Felice Garrappa, quien salvo su vida y me acompaño hasta su muerte, acaecida el 1 de marzo de 1969, en Rafaela.
El 3 de Noviembre de 1918, en Villa Giusti (Padova) Austria firmaba el Armisticio y el 4 se suspendían las hostilidades.
Este resumen nos permite ubicar militarmente al Mariscal de Italia Enrico Caviglia pero, por que vino a visitar Rafaela y se alojo en la Casa Ripamonti en 1922…?
Caviglia, había adherido al fascismo y gozaba de optima reputación en Italia y entre los italianos en el exterior por la gloria obtenida en la Grande Guerra.
Era, además, autor de un proyecto de colonización italiana en América del Sud, por lo que, el Gobierno Italiano, lo envía a la Argentina desde abril hasta octubre de 1922.
Cabe decir que, como producto de estas y otras gestiones, el 7 de noviembre de 1924, el Ingeniero Felipe Bonoli adquiría 5.000 hectáreas de tierra en nombre de la Compañía Italo Argentina de Colonización, destinadas al desarrollo de una ciudad. Así se fundaba Villa Regina en Rio Negro.
En ese marco, el Commendatore Faustino Ripamonti, amigo personal de Enrico Caviglia, lo invito a visitar Rafaela que, en ese periodo, claramente presentaba un grado de desarrollo muy elevado distinguiéndose en toda la Región.
En los Grandes Almacenes Ripamonti podía encontrarse desde un alfiler hasta camiones, maquinaria agrícola, automóviles, helade­ras, cocinas, bazar, ferretería, electricidad, semillas, materiales de construcción, mueblería, comestibles, vinería, zapatería, joyas, sastrería, telas de todo tipo y mercería, entre muchos otros.
Pero Ripamonti no era solo un comerciante exitoso, sino una persona de bien comprometida con la ciudad y su gente. Nunca se dedico a la política partidaria pero se dedico a fortalecer instituciones sociales y educativas como la Sociedad Italiana “Vittorio Emanuele II” y la Escuela Bilingüe “Dante Alighieri”.
Gracias a su generosidad y la de su familia, la ciudad cuenta con su Iglesia Catedral, el reloj Floral de Plaza 25 de Mayo y el mástil frente a la Jefatura que, lamentablemente, se desplomo durante la fuerte tormenta del pasado 1° enero.
A este gran emprendedor y filántropo la ciudad le debe mucho, sin embargo tengo la sensación que no ha sido debidamente reconocido como lo merecía su dilatada trayectoria y accionar en beneficio no solo de Rafaela sino de la región.
Basta ver el deplorable estado del edificio y su recova –declarados viene protegidos del patrimonio urbano- sobre el que sobrevuela la velada intención de “dejarlo venir abajo” paulatinamente, de manera tal que resulte inevitable su demolición. Por supuesto aduciendo “razones de seguridad”.
Si esto sucediese, como todo parece indicar lamentablemente, se cometería la peor ofensa a la memoria de Don Faustino Ripamonti y su familia. Esperemos que esto no suceda y que el edificio y su recova, que constituyen las facciones únicas del rostro de nuestra ciudad, sean recuperados para la memoria como testimonio de la edad de oro de nuestra ciudad.

No hay comentarios.: